El caballero de la armadura oxidada.

El caballero de la armadura oxidada es uno de los clásicos preferidos de los cuentos de autoayuda.

Este cuento de autoayuda se trata de una fantasía adulta que simboliza nuestra ascensión por la montaña de la vida. Nos sentimos reflejados en el viaje del caballero, que está plagado de esperanzas y desesperanzas, de ilusiones y desilusiones, de risas y de lágrimas. las profundas enseñanzas contenidas en la historia son impartidas con un toque de humor muy sutil.

El protagonista, el caballero de la armadura oxidada, está cegado por el brillo de su armadura, y aunque es bueno, generoso y cariñoso, no comprende ni valora profundamente lo que tiene, y descuida involuntariamente las cosas y las personas que le rodean. Nuestra armadura se oxida y brilla, y cuando nos damos cuenta, ya no podemos quitárnosla. Atrapado, emprende un viaje y, con la ayuda de varias personas, consigue quitarse la armadura que le ha impedido abrirse al mundo.

El caballero de la armadura oxidada es mucho más que un libro de autoayuda: es una experiencia que expande nuestra mente, que nos llega al corazón y alimenta nuestra alma. El libro nos enseña, de una forma muy amena, que necesitamos liberarnos de las barreras que nos impiden conocernos y amarnos a nosotros mismos para poder ser capaces de dar y recibir amor.

En Norteamérica se han vendido, hasta el momento, más de 700.000 ejemplares, sin que se haya hecho ninguna publicidad. Robert Fisher es conocido en Norteamérica por haber dedicado su vida a escribir guiones para los cómicos más famosos del país. Comenzó su carrera como guionista de radio para Groucho Marx y luego ha escrito para comediantes como Bob Hope, Red Skelton, George Burrns, Jack Benny, Alan King Y Lucille Ball, entre otros. Coautor de más de mil programas de radio y de varias series de televisión, ha estrenado numerosas obras de teatro y dos películas en Hollywood.

Lee aquí mas recomendaciones sobre libros de autoayuda.

*Recuerda: Un libro puede ser una gran herramienta de ayuda y apoyo en momentos de dificultad, y si estas pasando por un proceso terapéutico facilitar dicho proceso, aún así no es suficiente para sustituirlo. Si te encuentras en un momento en que te sientes limitado en tu día a día por esas dificultades, sintiendo que la situación te supera mejor ponte en contacto con un especialista o profesional de la psicología.

Maria
Últimas entradas de Maria (ver todo)

Deja un comentario