El arte de amargarse la vida.

 El arte de amargarse la vida, best seller perenne desde su primera publicación en 1983, supuso el reconocimiento internacional de Paul Watzlawick, una de las figuras clave de la psicología del siglo XX. 

En esta parodia de la autoayuda, podemos encontrar un estilo propio, de convertir lo cotidiano en insoportable y lo trivial en excesivo. Ha llegado el momento de poner fin a los cuentos milenarios que presentan la felicidad, la alegría y la buena fortuna como objetivos deseables.

Durante demasiado tiempo han intentado hacernos creer que la búsqueda de la felicidad nos dará la felicidad. Este mundo, inundado de recetas para hacerlo, ya no puede esperar a que le tendamos la mano. Lo que la nación necesita es más y más sufrimiento e infelicidad entre su gente, y esta tarea no puede dejarse a la buena voluntad de los ciudadanos laicos.

Cualquiera puede vivir una vida amargada, pero vivir una vida deliberadamente amargada es un arte aprendido, y experimentar unos cuantos reveses no es suficiente. Este libro pretende ser una pequeña contribución consciente y responsable para evitar esta catástrofe.

En el arte de amargarse la vida encontraras magníficas y divertidas historias como; La historia del martillo, La solterona, El puñado de guisantes, La llave, La diferencia entre un ruso y un americano, entre otras, con las que Paul Watzlawick te hará reflexionar sobre las repetidas soluciones que damos a los problemas, prejuicios, expectativas, intenciones e interpretaciones comunicativas, proyecciones, patrones de conducta de evitación, entre otros temas importantes para el desarrollo personal.

Paul Watzlawick uno de los principales autores de la teoría de la comunicación y la psicoterapia, un gran científico que ha conseguido vender más de 100.000 ejemplares de este libro en castellano.

Puede que también te interese El arte de no amargarse la vida.

*Recuerda: Un libro puede ser una gran herramienta de ayuda y apoyo en momentos de dificultad, y si estas pasando por un proceso terapéutico facilitar dicho proceso, aún así no es suficiente para sustituirlo. Si te encuentras en un momento en que te sientes limitado en tu día a día por esas dificultades, sintiendo que la situación te supera mejor ponte en contacto con un especialista o profesional de la psicología.

Maria
Últimas entradas de Maria (ver todo)

Deja un comentario